Verdadera hospitalidad vive aquì.

La Domus Pacis opera en Asís, para privados y Congresos, en el espíritu que siempre ha caracterizado a los franciscanos: la Acogida. Desde hace ocho siglos, de hecho, peregrinos y hombres en busca de espiritualidad encuentran en estos lugares una fuente de esperanza y de crecimiento.

Acogemos, porque solo así podemos experimentar aquél encuentro que para nosotros es sinónimo de una posibilidad de crecimiento y relación. En particular en referencia a la Carta a los Hebreos (13,2) donde dice: “No olviden la hospitalidad: algunos practicándola, sin saberlos han hospedado ángeles”.

Por esto cada uno de ustedes es un Huésped esperado y agradecido.

En este lugar queremos ayudarle, haciéndonos cargo de las preocupaciones de la estadía, para que pueda encontrar la paz y alegría deseada que solo el encuentro con Dios puede dar.

Instrumento privilegiado será la visita de los lugares y santuarios de Asís, inmersos en la Belleza del arte y de la naturaleza de la Umbria.

Queremos que también sepa que con las ganancias de los servicios, contribuimos a sostener las actividades de los Frailes Menores: obras de caridad y evangelización en Italia y el extranjero, estudio y formación de los jóvenes frailes y a las necesidades de los frailes enfermos.

Print Friendly